¿Nos autoriza a instalar cookies durante su navegación por Estrategia del Contenido?

“Auditar la comunicación corporativa desde la estrategia de contenidos” entrada del blog corporativo de Estrategia del Contenido

Comunicación eficaz, competitiva y sostenible

Consultoría / externalización:
Periodismo de Marca, Estrategia de Contenidos, Semantic SEO y Content Marketing

Ruta de la página y presencia en Redes sociales

Buscador interno

Si le resulta más cómodo, puede utilizar también las opciones opensearch en este website

Buscador
Blog

Auditar la comunicación corporativa desde la estrategia de contenidos

Fotografías, vídeos, presentaciones
Disección de un cadáver, en una imagen del siglo XV

Las técnicas de investigación de audiencias, de estudio de flujos y procesos informativos y de análisis de contenidos que utilizamos en estrategia de contenidos son las herramientas más potentes para auditar la eficacia y sostenibilidad de la comunicación corporativa e institucional. Especialmente, cuando la labor de intermediación del mensaje que ejercen los stakeholders tradicionales va perdiendo peso en un nuevo ecosistema en el que el protagonista es el destinatario final de los mensajes.

La auditoría de comunicabilidad responde a un cambio de modelo en el que el stakeholder pierde protagonismo

Para definir y distinguir este tipo de auditoría usamos el palabro comunicabilidad, porque a diferencia de otros métodos de control de la comunicación corporativa no parte de la estandarización de los procesos organizativos ni de la definición de aquello que se desea transmitir, sino que se centra en aquello que el destinatario final desea que la corporación le transmita en determinado contexto de consumo informativo.

En la auditoría se utilizan técnicas que utilizamos en estrategia de contenidos: análisis cognitivo del contexto, análisis simbólico, estudio de ruidos y alcance, hasta 16 técnicas distintas de análisis semiótico, estudios de actos ilocutorios, Jodelet, pLSA, análisis de significantes, matrices de empatías, modelos composicionales multiatributo, etcétera. Estas técnicas las combinamos con entrevistas personales y de grupo, encuestas, consumidores misteriosos de la información y observación antropológica.

Proporcionar criterios objetivos y externos al dirCom

El objetivo de la auditoría de comunicabilidad consiste en proporcionar criterios objetivos al dirCom que le permitan decidir las acciones, los estilos, los calendarios y la asignación de los recursos disponbiles en su labor de comunicación corporativa o institucional. La auditoría es el único instrumento global que considera simultáneamente todos los canales, soportes, proveedores, la organización y recursos internos y externos, y los criterios comunicativos. 

Los resultados son externos y no han sido contaminados por usos consolidados o prejuicios habituales dentro de la propia organización comunicadora. Se persigue llevar el mensaje adecuado a la persona idónea en el momento en el que esta requiera la información.

La auditoría de comunicabilidad es indicada en algunos casos:

  • Dispersión informativa. La corporación o institución utiliza muchos canales y plataformas distintas para informar desde áreas diferentes. Toda la acción comunicativa es difícil de abarcar y controlar.
  • Nuevo dirCom. El nuevo responsable de comunicación necesita una guía externa que le muestre el alcance de los recursos disponibles y que defina con precisión la tradición informativa practicada por la corporación o institución.
  • Múltiples proveedores. La organización ha externalizado partes del proceso de elaboración y difusión de mensajes a proveedores sucesivos y cuando desea retomar el control o reordenar los procesos desconoce hasta qué punto cada intermediario ha dejado su impronta.
  • Cambios bruscos en el mercado. Los consumidores tienen nuevos hábitos, nuevos productos llegan al mercado o surgen competidores mucho más agresivos. La comunicación corporativa practicada hasta el momento ha dejado de tener vigencia.
  • Apuesta por la comunicación. La corporación decide dar protagonismo a la comunicación después de largo tiempo centrada en otras áreas de la empresa.
  • Incomprensión de canales. La institución o la corporación está presente en canales de los que duda que sea capaz de explotar de forma adecuada. La audiencia y la composición del mensaje son determinantes.
  • Sospechas de ineficacia. Se ha contratado a terceros parte de la labor comunicativa y no están cumpliendo las expectativas creadas.
  • Competidores agresivos. Otras corporaciones han comenzado a invertir en comunicación grandes cantidades de forma sorprendente, ocupando el mercado informativo natural de la organización.

Algunos de estos supuestos se han dado en las auditorías de comunicabilidad que hemos realizado en empresas, instituciones privadas y departamentos de administraciones públicas.

Punto de partida: estrategia global de contenidos

Nuestros clientes han formulado una serie de preguntas que hemos intentado responder con la auditoría de comunicabilidad:

  • ¿Comunico de forma correcta?
  • ¿Se usan los canales adecuados para comunicar?
  • ¿Cuándo es necesario informar, cuándo educar y cuándo persuadir?
  • ¿La publicidad se adapta a los valores corporativos de marca?
  • ¿La inversión que realizamos en comunicación es excesiva?
  • ¿El perfil del comunicador es el adecuado?
  • ¿Qué necesitamos en redes sociales: un gestor de perfiles, un animador de redes o un técnico que amplifique los mensajes?
  • ¿Cómo se miden los resultados? ¿El criterio es correcto?
  • ¿Tenemos que dedicar más recursos a la comunicación? ¿La inversión es la adecuada?

El estudio abarca todas las plataformas y canales, asignando prestaciones comunicativas a cada categoría de mensajes, tal y como se formula la estrategia global de contenidos. Desde el folleto impreso al sitio web.

El modelo de asignaciones permite un análisis minucioso de cada mensaje partiendo de teorías de la comunicación centradas en el comportamiento o en las que inciden en la respuesta neurobiológica del individuo frente a los estímulos informativos recibidos.

Comentarios

Muy interesante

Añadir un comentario

Regístrese con Twitter

Para comentar necesita una cuenta de Twitter y registrarse con el botón situado a la izquierda. Así no tendrá que recordar claves de usuario. El sistema publicará un tuit por usted con el comentario.