¿Nos autoriza a instalar cookies durante su navegación por Estrategia del Contenido?

“Fin de junio y un consejo: huir del contenido a precio fijo” entrada del blog corporativo de Estrategia del Contenido

Comunicación eficaz, competitiva y sostenible

Consultoría / externalización:
Periodismo de Marca, Estrategia de Contenidos, Semantic SEO y Content Marketing

Ruta de la página y presencia en Redes sociales

Buscador interno

Si le resulta más cómodo, puede utilizar también las opciones opensearch en este website

Buscador
Blog

Fin de junio y un consejo: huir del contenido a precio fijo

Hay empresas que ofrecen redacción de contenidos a tanto la pieza o a tanto la palabra. Prometen que el contenido tendrá calidad, será original, carecerá de faltas de ortografía (¡Gracias, menos mal!) y que se ajustará a las necesidades SEO del cliente que los contrate.

El problema es que cobran a tanto la pieza o a tanto la palabra escrita. Trabajan a precio fijo y, generalmente, a un precio que resulta muy, muy económico.

Quizá algunos puedan generar un contenido genial, pero, por principios de la actividad de creación de contenidos, resultan sospechosos:

  • La redacción no hace la estrategia. Los textos sólo tienen sentido dentro de un sistema de comunicación diseñado con una finalidad concreta de mejorar la comunicación. Son una pieza más que entronca con otros formatos: imagen, sonido, vídeo y otros modelos de componentes informativos escritos. Sin estrategia, el texto al tuntún es tirar el dinero.
  • Escribir con gusto no es escribir bien. Que sea un redactor con ínfulas literarias o un copy publicitario no significa que sus escritos cumplan las necesidades de la corporación, institución, producto o servicio. Escribir es una táctica de la estrategia de contenidos y debe adaptarse a la comunicación pretendida. Los textos pueden ser más o menos persuasivos, más o menos formativos, más o menos divulgativos, más o menos informativos, más o menos opinantes; pueden estar más o menos estructurados; generarse de forma automática e inteligente; concatenarse como fragmentos individuales en un mensaje global o ser útiles aislados; alcanzar al perfil exacto de persona al que se dirigen o lanzarse a la generalidad.
  • Un texto SEO es algo más. Cuando estos redactores dicen que escriben textos SEO se refieren, probablemente, a que usan palabras clave en títulos y cuerpo de texto, resaltando en negra los términos que desean colocar mejor en los buscadores. Al menos a tenor de sus tarifas no pueden hacer mucho más, o perderían dinero. Y escribir textos posicionables es algo más que tiene que ver con los valores metalingüísticos que cada elemento del código fuente traslada a las máquinas.
  • ¿Dónde queda la documentación? Antes de ponerse a escribir hay que documentarse, empaparse del argot o de la jerga, conocer mejor que el fabricante el producto, comprender mejor que el proveedor los servicios, saber qué hacen los competidores. Puede necesitar muchas horas de trabajo previo de investigación para lograr luego una redacción rapidísima y eficaz. Cuatro párrafos pueden haber requerido seis horas de trabajo y eso no se remunera a tanto la pieza ni a tanto la palabra.

El contenido tiene que aportar valor cuando se crea y seguir aportándolo en el transcurso del tiempo. Y sólo con un trabajo concienzudo, riguroso, serio y muy tecnificado se obtendrá el mejor rendimiento —o ROI, si se desea calcular— a la inversión de creación de textos.

Háganos caso, ignore a los que le ofrecen textos a tanto la pieza. Pague por paquete o por hora. Ganará más.

Final de junio

Terminamos mes con la actividad frenética previa a las vacaciones de verano de algunos de nuestros clientes y con faenas extraordinarias de orden interno destinadas a nuestro crecimiento y expansión. Y así, aún sin demasiado tiempo, creemos que hemos resultado interesantes con nuestras aportaciones en el blog:

  • El mal contenido como síntoma Muchas veces el contenido de mala calidad, el que no comunica, no es más que un síntoma de graves problemas en la organización. Arreglar el contenido es fácil, pero si no se reparan las disfunciones orgánicas, las luchas entre directivos, la indecisión corporativa, las intromisiones y la falta de control, se seguirá perdiendo dinero y oportunidades.
  • Cuando el acortador de URL se carga la estrategia de contenidos Razones para no usar nunca una URL acortada en las páginas web o el blog corporativo: lentitud de carga y pérdida de clientes, penalización en buscadores y pérdida de control del contenido. Siempre será mejor una URL completa.
  • El configurador de productos como eje de la estrategia de contenidos Repaso de las ventajas de un configurador de productos en el sitio corporativo y de sus características más eficientes. Cuando existe, todo el contenido del sitio es secundario. Lo que busca el usuario es la experiencia de configuración.
  • El papel estratégico del Chief Content Officer Reseña de la mesa redonda sobre el papel del Chieff Content Officer que tuvo lugar en el congreso mundial del Global Editors Network, en Barcelona. Ibrahim Helal, de Al Jazeera Arabic, Jane Johnson, de London Lifestyle, Kate Torney, de ABC Australia y Javier Moreno, de El País, abordaron la transformación del redactor-jefe en jefe de contenidos.
  • El Análisis Diferencial Semántico en la estrategia de contenidos Explicación del Análisis Diferencial Semántico, método propio del estudio de Opinión Pública que nos sirve para identificar un público de nuestro contenido que no es comprador, ni consumidor ni prescriptor de aquello de lo que hablamos. Se trata de un público que ejerce un control moral y socio-familiar sobre el consumo y que constituye un nuevo contexto de comunicación que debemos descubrir.
  • La mejor estrategia: ¿contenidos en formato largo o corto? Es el debate de moda. Algunos medios han fijado longitudes máximas y mínimas para sus piezas informativas. Los más visuales han comenzado a publicar contenido largo. Y, sin embargo, las estadísticas indican que no se lee. En la entrada analizamos todos los aspectos y las ventajas del contenido en formato largo.
  • La irrelevancia del cálculo del ROI en la estrategia de contenidos La reunión mensual de los estrategas de contenidos en Barcelona abordó esta exigencia de muchos clientes: el cálculo de la rentabilidad. El ponente, Koen Platteeuw, abogó por un análisis continuado, metódico y racional de los KPI reales y tangibles, frente al esfuerzo y volatilidad de un porcentaje basado en precios estimados y poco comparables.

Listos, ya, para un julio extenuante.

Comentarios

Es cierto, hay muchas empresas o personas ofreciendo este tipo de servicios: nosotros por ejemplo.

Y todo lo que dices es válido, no es escribir por escribir, se necesita una estrategia, y para eso hay empresas que se encargan de la tarea de crear la estrategia.

Por otro lado, hay diferentes mercados:

El que quiere contenido barato para nutrir su blog de nicho.
El que quiere contenido de más o menos buena calidad para actualizar su página web con noticias más o menos relevantes.
Y están los clientes que saben qué van a comprar, y están dispuestos a pagar por buenos textos.

Nosotros utilizamos un precio fijo por palabra, pero lo usamos como base. Y nos aseguramos de conseguir el escritor perfecto para los requerimientos del cliente.

Y bueno, genial el trabajo que ustedes hacen.

Sigan así.

Bueno, pues nada, hombre, suerte en el negocio.
Nosotros seguiremos recomendando a quien nos quiera escuchar que se replantee las necesidades de contenido barato, porque, aunque el dispendio presente sea reducido, el coste futuro puede ser grande. Eso no significa que el contenido barato sea malo, como tampoco es obligatorio que el caro sea bueno, pero sí, por lógica, insuficiente para una comunicación duradera, aportadora de valor, eficaz y eficiente.
Los textos sin más, son demasiado poco. Y las horas que requiere un análisis mínimo de argot, de identificación de audiencias o de lagunas para la generación de un mapa de contenidos no son sufragadas en ese modelo de negocio.
Pero, adelante. Un abrazo.

Añadir un comentario

Regístrese con Twitter

Para comentar necesita una cuenta de Twitter y registrarse con el botón situado a la izquierda. Así no tendrá que recordar claves de usuario. El sistema publicará un tuit por usted con el comentario.