¿Nos autoriza a instalar cookies durante su navegación por Estrategia del Contenido?

“La irresistible tentación del contenido en formato PDF” entrada del blog corporativo de Estrategia del Contenido

Comunicación eficaz, competitiva y sostenible

Consultoría / externalización:
Periodismo de Marca, Estrategia de Contenidos, Semantic SEO y Content Marketing

Ruta de la página y presencia en Redes sociales

Buscador interno

Si le resulta más cómodo, puede utilizar también las opciones opensearch en este website

Buscador
Blog

La irresistible tentación del contenido en formato PDF

Fotografías, vídeos, presentaciones
La tentación se puede presentar en PDF. Fotografía: A. Rodríguez

Reconozcámoslo. El PDF es bonito. Todo el mundo ve lo mismo, independientemente de su sistema operativo o navegador, no como muchas páginas web. Todo el mundo lo imprime con la máxima calidad y elegancia.

El PDF es práctico. Se puede enlazar y descargar. Se puede enviar por correo electrónico. Se puede compartir y almacenar en un simple pen drive.

Un soporte PDF no soluciona los problemas de contenido, sólo ayuda si se programa semánticamente

Es eficiente. Después de siglos de composición de mensajes complejos en hojas de papel, toda la sofisticación del contenido impreso se ha heredado en el PDF. Le fluyen los textos entre los bloques de información. Las imágenes se superponen y combinan. Las tablas con complejas y muy visuales. La iconografía se muestra sólida, calada o con transparencias. Caben las capitulares enriquecidas y las tipografías siempre son legibles. Es un soporte eficaz para informar y para persuadir en el mismo espacio.

El PDF, por si fuera poco, es flexible. Se puede combinar y reducir. Hasta puede llegar a ser accesible, permitiendo copiar y pegar parte de su contenido.

Tener a mano un PDF es tener a mano la maldita tentación de enlazarlo y evitarnos la farragosa redacción de una página web como Dios manda.

Sucumbiremos si el PDF es:

  • Es completo y suficiente. Aporta tanta información y tan buena, que el redactor no será capaz de aducir nada nuevo.
  • Es sofisticado. La información que aporta es tan compleja que se perdería demasiado tiempo reproduciéndola en lenguaje web: tablas complejas y multidimensionales, planos personalizados con itinerarios, horarios, croquis, diagramas técnicos y un largo etcétera.
  • Es efímero. Todo lo que dice el PDF caducará pronto y se sustituirá por otro PDF igual de completo y sofisticado y, por ende, igualmente difícil y costoso de reproducir en lenguaje HTML.

Pero antes de decidirnos por vincular un simple PDF que nos ahorre el trabajo de generar contenido tecnológicamente estandarizado, accesible, estructurado, semántico, suficiente y comprensible, tenemos que tener presente que un PDF:

  • Se ha creado para la impresión. Lo suyo es imprimirlo y leerlo en papel. No se ha hecho para pantallas de casi 5 centímetros de anchura.
  • Requiere un player. Todavía muchos usuarios necesitan un reproductor para poder acceder al contenido. No es nativo.
  • Causa dependencia del creador. El autor del contenido en muchas ocasiones es externo a nuestra organización. Cualquier cambio o modificación pasarán por sus manos, generando una barrera de salida hacia otros productores e imponiendo sus propios tiempos de acción.
  • No es reusable. El documento, sin las herramientas adecuadas, no se podrá abrir para recuperar los fragmentos que resulten de interés en la composición de futuros nuevos mensajes.
  • No es adaptivo. Como en la pega anterior, tampoco será posible extraer los fragmentos de interés para un usuario que utilice dispositivos de consulta rápida.

Y, sobre todo, no es semántico, afectando al comportamiento de las máquinas (y al posicionamiento en buscadores) respecto al contenido.

Si un PDF es el formato en el que se presenta una información ineludible, deberá transcribirse o resumirse en un elemento figure aledaño al enlace de descarga. Y si no lo es, el cuerpo central de la información será el resumen o transcripción del contenido y el enlace de descarga se instalará en el elemento figure correspondiente.

Sólo así el contenido será suficiente, completo, accesible, indexable, semántico, reusable y adaptivo.

Añadir un comentario

Regístrese con Twitter

Para comentar necesita una cuenta de Twitter y registrarse con el botón situado a la izquierda. Así no tendrá que recordar claves de usuario. El sistema publicará un tuit por usted con el comentario.