¿Nos autoriza a instalar cookies durante su navegación por Estrategia del Contenido?

“La sobreexplotación del contenido como factor de obsolescencia” entrada del blog corporativo de Estrategia del Contenido

Comunicación eficaz, competitiva y sostenible

Consultoría / externalización:
Periodismo de Marca, Estrategia de Contenidos, Semantic SEO y Content Marketing

Ruta de la página y presencia en Redes sociales

Buscador interno

Si le resulta más cómodo, puede utilizar también las opciones opensearch en este website

Buscador
Blog

La sobreexplotación del contenido como factor de obsolescencia

Fotografías, vídeos, presentaciones
Se hace necesario mirar hacia atrás en el análisis ROT. Foto: Lavín
  • Sitios externos que sobreexplotan el contenido de Perelada.org

Un contenido perfecto, que transmite de forma precisa el mensaje y que con el tiempo ha sido adoptado como referencia por otros sitios web, aunque aparentemente no lo parezca, puede ser absolutamente obsoleto. Se trata de un contenido sobreexplotado, que se ha sometido a los vaivenes de la evolución tecnológica del sitio original, y que ha sido copiado y reproducido indecibles veces desde otros sitios ajenos.

Cuando se practica un análisis ROT en una auditoría de contenido es conveniente detectar las probabilidades de que este tipo de mensajes que vertebran buena parte del sitio adolezcan de sobreexplotación.

Por ejemplo, el ayuntamiento de Peralada, en Girona, incluye información turística sobre el municipio en el apartado Vivir la Villa. Dentro de Datos Generales incluye cuatro párrafos que sitúan rápidamente su perspectiva histórica y geográfica. El último párrafo dice:

El carácter histórico de Perelada queda reflejado en cada paso. Sus calles estrechas, los museos, el claustro de Sant Domènec, el impresionante Casino-Castillo con sus jardines y la biblioteca le dan un aire único y exclusivo.

Con un par de frases sitúa al lector en el marco de un lugar con encanto. Es un texto comercial que actúa como gancho y que contiene todos los ingredientes para la explicación: callejuelas, jardines, castillo y un aire único y exclusivo. Suena a folleto turístico y probablemente se concibió originalmente para ese soporte.

El mensaje original es aprovechado hasta el infinito tanto en el sitio propio como en sitios de terceros

Mejorar los cuatro párrafos breves requeriría más esfuerzo que copiarlo directamente de una fuente que se considera oficial. Por lo tanto, así sucedió. Lo copiaron.

Haciendo una búsqueda de un fragmento singular del texto en Google aparecen como resultados 24 páginas que han copiado literalmente la explicación. Y, paradójicamente, la URL en la que se ubica el original, en el dominio peralada.org —de inmediato rediseño—, es ilocalizable.

Se trata de un contenido sobreexplotado. Los tipos de mensaje que más lo padecen son:

  • Texto turístico con una redacción de copy-writer. El atractivo del mensaje se aprovecha en sitios dependientes: lugares turísticos, administraciones, agencias de viajes, etcétera.
  • Descripción de productos o servicios que no han evolucionado en el transcurrir del tiempo y que se comercializan en canales ajenos. El mayorista copia en su sitio web el texto de forma literal. Y luego lo hace el vendedor.
  • Definición genial de productos o servicios que presentaría dificultades de descripción o controversia. Al cabo de un tiempo, buena parte del sector repite palabra por palabra y con la misma puntuación la definición dada.
  • Textos breves y concisos que se ofrecen en múltiples idiomas. La copia del texto no sólo evita un esfuerzo de redacción, también ahorra en costes de traducción.

El problema se acrecienta si, como Peralada.org a día de hoy, el sitio no ha evolucionado tecnológicamente o, por el contrario, ha evolucionado demasiado.

Por ejemplo, el dominio de la marca escribe la definición de un producto. El producto se convierte en negocio principal y al cabo de un tiempo, el dominio adopta la denominación del producto, relegando a la marca. Transcurrido un tiempo, surge competencia comercial y la marca decide usar la función del producto en lugar de la denominación del producto para el dominio. El mismo contenido hipotético ha pasado de marca.com a producto.com y finalmente a funcion.com, perdiendo por el camino las URL propias.

Y mientras todo esto pasaba en la marca, sus distribuidores habían copiado la definición y la mantenían en una única URL, sin alteraciones.

Auditoría de contenidos con la vista puesta en el retrovisor

En toda la operación, el creador del contenido y legítimo propietario ha perdido peso en sus URL al tiempo que el distribuidor lo ha ido ganando. A efectos de posicionamiento, el texto en funcion.com deja de ser un contenido original para ser una copia del mensaje fusilado por un distribuidor. En otras palabras, el contenido original es penalizado.

Lo mismo sucede con las imágenes.

Cuando el estratega de contenidos realice un inventario o auditoría que incluya un análisis ROT, deberá ser capaz de usar el retrovisor y ver cuándo se ha creado el formato de mensaje susceptible de sobreexplotación, para tener una perspectiva de su difusión masiva por parte de terceros.

Lo mismo hay que hacer en operaciones de SEO, ya que muchos especialistas han perdido de vista que lo que realmente se posiciona es la URL, no el contenido. Éste es un mero atributo de una dirección en Internet.

Ante la detección de un contenido sobreexplotado, las tácticas más recomendables son:

  • Reescritura del texto.
  • Recuperación de las URL más adecuadas y canónicas.
  • Datación y autoría del contenido usando HTML5 (elementos address y time).
  • Elaboración de un nuevo texto para uso exclusivo de los sitios que han copiado el contenido original; y su distribución con el ruego de que sea usado.

Cuando se tiene un contenido de gran calidad, es mejor no meneallo.

Añadir un comentario

Regístrese con Twitter

Para comentar necesita una cuenta de Twitter y registrarse con el botón situado a la izquierda. Así no tendrá que recordar claves de usuario. El sistema publicará un tuit por usted con el comentario.