¿Nos autoriza a instalar cookies durante su navegación por Estrategia del Contenido?

“La tendencia del autoplay en estrategia de contenidos” entrada del blog corporativo de Estrategia del Contenido

Comunicación eficaz, competitiva y sostenible

Consultoría / externalización:
Periodismo de Marca, Estrategia de Contenidos, Semantic SEO y Content Marketing

Ruta de la página y presencia en Redes sociales

Buscador interno

Si le resulta más cómodo, puede utilizar también las opciones opensearch en este website

Buscador
Blog

La tendencia del autoplay en estrategia de contenidos

Fotografías, vídeos, presentaciones
El modo de reproducción afecta a la comunicabilidad Foto: Otero

Las predicciones del Instituto Reuters, entre otras, vaticinan la generalización del uso de contenido en formato vídeo con reproducción automática. La tendencia es exponencial en el ámbito de los medios de comunicación, donde ya encontramos algunos ejemplos en nuestro país, y sigue los pasos dados por las redes sociales. Pero es muy cuestionable su uso fuera de estos ámbitos por cuestiones técnicas y, fundamentalmente, de comunicabilidad del contenido.

Debe prevalecer el criterio del creador del contenido sobre la percepción del especialista en UX

Nic Newman, del Instituto Reuters, echa mano de las grandes cifras del uso del autoplay en Facebook para fijar la tendencia. Gracias a la reproducción automática, la red social exhibió 8.000 millones de vídeos al día en todo el mundo, con un incremento del 100% en sólo 7 meses, la mitad desde los Estados Unidos y el 75% desde dispositivos móviles. Los datos son espectaculares, salvo cuando se tiene en cuenta que Facebook considera en estas cuentas cualquier vídeo que haya sido reproducido durante 3 segundos o más. Entonces parece una exageración.

En tres segundos muchos usuarios están buscando el cursor por la pantalla, localizando los botones del teclado para bajar el volumen, recorriendo el dispositivo móvil arriba y abajo con los dedos para encontrar el vídeo y detenerlo o, si han navegado en scroll por la página y no disponen de sonido, quizá ni siquiera lo están viendo.

Aún así, empezamos a ver vídeos en los medios de comunicación españoles que se reproducen de forma automática. Por ejemplo, La Vanguardia utiliza una noticia 1  producida por una televisión local barcelonesa y El País laza una producción propia 2  con la variable autoplay en la URL del sitio. El primer ejemplo no contiene ninguna advertencia de ningún tipo; el segundo, es un acceso desde la Home en el que la imagen de reclamo tomada del vídeo incluye un llamativo botón de reproducción. El usuario de El País no tiene ninguna duda de que verá un vídeo.

Lo peor de ambos casos es que arrancan con un spot publicitario inesperado y no solicitado. Aunque es de agradecer que sólo haya un spot inicial. Sospechamos que algún medio español está experimentando con vídeos que se cuelgan a media reproducción con el fin de volver a mostrar un spot cuando el usuario fuerza la reproducción.

Titulares explícitos y sin adivinanzas

Afortunadamente, lo que vale para los medios de comunicación, no vale para todos. Una cosa es la estrategia editorial, que rige a los medios para los que el contenido es mercancía, y otra la estrategia de contenidos, donde el contenido es comunicación efectiva. A mitad de camino de una y otra se encuentran los vídeos con intención viral, que, precisamente, son los que alimentan las redes sociales.

En cualquier caso, cuando el mejor formato para expresar un mensaje es un vídeo, independientemente de si se reproduce automáticamente o no, es exigible que el titular de la página sea explícito o descriptivo, resumiendo a la perfección aquello que se va a contemplar. Los titulares con adivinanzas, que buscan intencionadamente la visita a la página y la reproducción, deben ser desterrados. No resultan útiles en el proceso comunicativo y pueden generar cierta frustración en los usuarios.

Si el vídeo forma parte o es un contenido secundario en la página, el titular del bloque en el que se muestre debe ser también descriptivo y, si es posible, debe indicarse que el formato utilizado es un vídeo. La claridad en el avance del mensaje y formato en el que se presentará contribuyen a la economía de esfuerzos del usuario y a la eficacia comunicativa.

Criterios para el uso del vídeo

Incluso buscando una transparencia absoluta en la construcción del mensaje que envuelve al formato de vídeo, el comportamiento de los usuarios nunca es homogéneo. Habrá personas que desean verlo inmediatamente. Otras querrán leer inmediatamente el texto complementario. Y alguna prescindirá de ver el vídeo.

Los efectos de la reproducción automática de vídeos pueden ser contraproducentes y afectar a la comunicabilidad 

La elección del usuario depende de la capacidad de control de la reproducción de qué disponga y de la temática que aborde. Siempre hay que pensar que el proceso de lectura de un mensaje en formato vídeo requiere un acceso lineal y generalmente acumulativo, de modo que el hecho de saltarse algún fragmento puede implicar la incomprensión del resto del contenido.

El vídeo, además, es un formato de mensaje que, con creciente frecuencia, llega a los teléfonos móviles de los usuarios. El mensaje les llega al bolsillo, de modo que una reproducción automática puede considerarse una intrusión intolerable en la intimidad del receptor.

Jenni Sargent, directora de Eyewitness Media Hub, pone como ejemplo el vídeo de una noticia de un canal local adscrito a la NBC en el que se observaba la muerte de un bombero al caer dentro de un edificio en llamas. Las protestas de los usuarios fueron mayores y más virulentas cuando accedieron al contenido desde sus teléfonos móviles.

Edición y colocación del vídeo en página

Esta dimensión ética de la elección del formato está relacionada tanto con la edición del formato como con su implementación en la página. Estas son algunas consideraciones:

  • Silencio inicial. Tim Carmody propone en el Niemanlab que los vídeos en autorreproducción comiencen en silencio. El analista considera que no hay nada que moleste más al usuario que el sonido inesperado que puede ponerle en evidencia cuando está en público.
  • Concisión. Tras la edición, el vídeo informativo, divulgativo o formativo debe ser lo más breve y conciso posible. 
  • Careta. La careta es una pieza muy gráfica y breve al inicio del vídeo que muestra el título, quién lo produce o presenta y traslada los valores gráficos de la marca. Es preferible que los vídeos, especialmente si son corporativos, incluyan una careta. Sin embargo, su uso puede ser desaconsejado cuando en una misma página se ofrecen múltiples vídeos que el usuario puede reproducir. El tiempo invertido en el visionado de cada careta es tiempo perdido.
  • poster significativo. poster es la imagen estática que refleja uno de los fotogramas del vídeo. A veces los dispositivos y plataformas escogen un fotograma al azar o seleccionando un segundo determinado o el fotograma que cumple un porcentaje aleatorio del total. Con frecuencia esta imagen no cumple su cometido: explicar por sí misma el contenido y los rasgos más atractivos del vídeo. Es posible escoger en la edición un poster que refleje fielmente lo que se desea comunicar.
  • Advertencia previa. Todos los enlaces en otras páginas que dirijan a una información que se ofrece en formato de vídeo deberían incluir la advertencia del formato. También sería conveniente indicar la duración y si el visionado puede afectar a espectadores sensibles. Basta con incluir estas indicaciones abreviadas entre paréntesis o corchetes al final del título o enlace. La advertencia es esencial si se reproducirá automáticamente.
  • Transcripción semántica. El mensaje de un vídeo en sí mismo es inaccesible para las máquinas. Por lo tanto es recomendable ubicarlo en un elemento de la página que sea reconocible y apoyarlo con una transcripción del contenido. Si el vídeo es el núcleo principal del contenido de la página, la transcripción se ubicará en un elemento figure de HTML5. Si es un elemento secundario —aside o figure—, dentro de este se construirá un segundo figure para la transcripción y descripción del contenido del vídeo.
  • Uso de subtítulos. Aunque esta característica de HTML5 tiene una implantación más lenta, es recomendable convertir los pasajes del vídeo en texto que se muestre opcionalmente en pantalla y en el idioma que escoja el usuario. Se trata, tal y como recoge HTML5 para periodistas. Manual de uso práctico, 3  de crear un documento en el que se escriben las frases que se mostrarán en pantalla indicando el segundo de entrada y el segundo de salida y adjuntándolo al vídeo. No todos los navegadores lo pueden mostrar, pero la intención es que en el futuro las máquinas —buscadores y robots— puedan acceder a estos textos e indexarlos. Será posible encontrar el segundo concreto de un vídeo por lo que expresen los capítulos y subtítulos.
  • Evitar los players. El lenguaje HTML5 prescinde de reproductores de terceras partes y plug-ins en los navegadores. De forma nativa es capaz de reproducir un archivo de vídeo dotándolo de un sofisticado control de reproducción desde la propia API del lenguaje en JavaScript. En la práctica implica más velocidad de reproducción y carga y la eliminación de más de 200Kb de código de JavaScript que utilizan los players externos.
  • Elección de plataformas. Si el archivo de vídeo se encuentra en plataformas externas (Youtube, Vimeo…) habrá que escoger la que cargue con mayor rapidez, con más calidad y con menor probabilidad de que inserte publicidad de un competidor sobreimpresa en el vídeo. Probablemente sea necesario escoger servicios de pago. De las dos citadas, hoy es preferible la segunda.
  • Compatibilidad. HTML5 reproduce de forma nativa archivos MP4 y WebM, dependiendo del navegador del usuario. Esta incompatibilidad obliga a disponer dos copias de cada vídeo y ofrecerlas en el código fuente. El pequeño sacrificio de espacio en servidor se compensa con la reducción del consumo de transferencia de datos. Los navegadores sólo descargan el archivo que necesitan, jamás los dos.
  • Mostrar los controles. Aunque la reproducción sea automática, el usuario debe tener siempre la posibilidad de pausar, avanzar, retroceder, cambiar el volumen, mostrar los subtítulos o ampliar a toda pantalla el vídeo. Casi siempre los controles sólo se muestran cuando el cursor se sitúa sobre el vídeo (o el dedo toca la pantalla). En HTML5 la instrucción para mostrarlos es muy simple, sólo hay que incluir el atributo controls.
  • Jamás en bucle. Como indica HTML5 para periodistas, el atributo loop reproduce en bucle, una y otra vez, el vídeo. Es mejor dejar en manos del usuario si quiere reproducirlo o no.
  • Evitar la precarga. HTML5 incluye tres opciones de tratamiento de la transferencia de datos: preload (una vez se carga la página y aunque no se reproduzca el navegador va cargando el vídeo para que esté listo para el usuario), none (sólo descarga el poster) o metadata (el navegador obtiene del servidor sólo los datos técnicos del video, como duración, URL, dimensiones de mancha, poster, tipo de formato, etcétera, para ganar tiempo en una petición de reproducción pero sin consumo de volumen de transferencia). Cuando el usuario está en una red WiFi privada, la captación de un gran volumen de datos que podría o no utilizar no tiene ninguna importancia; y preload sería la mejor opción. Pero si el usuario tiene un bono limitado de consumo en su dispositivo móvil, preload le está consumiendo GB sin que quizás llegue a ver ningún vídeo. Es mejor una experiencia algo más lenta (metadata) pero sin afectar al bolsillo del usuario.

La última recomendación es esencial ante el volumen de vídeos que se nos vienen encima.

El uso de autoplay debería estar en manos del responsable del contenido, no del especialista en experiencia de usuario, que hoy parece haber ganado la partida en los medios de comunicación. Curiosamente, estos pretenden imitar a las redes sociales que, en la configuración de usuario, permiten a sus clientes evitar la reproducción automática de vídeos. Y eso, en un sitio web tradicional no existe.

Referencias

  1. . Graban un ciclista circulando a 80 km/h por la Ronda del Litoral de Barcelona [en línea]. La Vanguardia. . http://www.lavanguardia.com/local/barcelona/20160111/301329906443/ciclista-circulando-a-80-km-h-ronda-del-litoral-de-barcelona.html [consulta: ] ^
  2. . Cristina Cifuentes: “¿Por qué se va a retirar Rajoy y no Sánchez? Me parece injusto [en línea]. El País. . http://politica.elpais.com/politica/2016/01/26/actualidad/1453832444_635852.html?autoplay=1 [consulta: ] ^
  3. . HTML5 para periodistas. Manual de uso práctico. ed. Barcelona: Estrategia del Contenido, . 388 p. ISBN: 978-84-616-8061-0. ^

Añadir un comentario

Regístrese con Twitter

Para comentar necesita una cuenta de Twitter y registrarse con el botón situado a la izquierda. Así no tendrá que recordar claves de usuario. El sistema publicará un tuit por usted con el comentario.