¿Nos autoriza a instalar cookies durante su navegación por Estrategia del Contenido?

“La última patente de Google, contenido semántico y fin de septiembre” entrada del blog corporativo de Estrategia del Contenido

Comunicación eficaz, competitiva y sostenible

Consultoría / externalización:
Periodismo de Marca, Estrategia de Contenidos, Semantic SEO y Content Marketing

Ruta de la página y presencia en Redes sociales

Buscador interno

Si le resulta más cómodo, puede utilizar también las opciones opensearch en este website

Buscador
Blog

La última patente de Google, contenido semántico y fin de septiembre

Fotografías, vídeos, presentaciones
Robots con mirada inteligente, fotograma de una animaciónd e N. Trays

Google utilizará el contenido de las páginas web de referencia para escribir automáticamente un par de párrafos con los que responder las consultas de los usuarios. En otras palabras, usará nuestros datos, sin nuestro contenido.

Si Google responde correctamente con nuestros datos pero sin nuestro contenido, ¿quién vendrá a nuestras páginas? 

Según anunciaba ayer Nate Dame, de la consultora Propecta, Google patentó la semana pasada una parte del procedimiento para ofrecer resultados a las consultas de sus usuarios utilizando lenguaje natural humano. El sistema interpretará qué desea saber el usuario y buscará dentro de una base de datos especial el contenido generado automáticamente capaz de darle respuesta. De este modo, tal y como afirma Dame, Google deja de ser un motor de búsqueda para convertirse en un motor de conocimiento.

El proceso patentado consiste en un sistema de almacenamiento del contenido autogenerado a partir de páginas de referencia sobre los más diversos temas y conectado, a su vez, a una base de datos creada sobre el Gráfico de Conocimientos de Google. Éste asocia simbólicamente conceptos e ideas vinculados entre sí en el espectro de búsquedas de sus usuarios y predispone la respuesta más próxima a cualquier búsqueda.

Un ejemplo práctico y la desaparición de nuestro contenido de Internet

Convirtiéndose en un motor de conocimiento, será posible consultar a Google por un concepto como estrategia de contenidos y en lugar de ofrecer como resultado la lista de las páginas sobre el tema —seleccionadas por coincidencia de palabras en título, texto, descripción y URL—, encabezará los resultados con un texto descriptivo en el que defina en dos párrafos qué es la estrategia de contenidos. Esos dos párrafos habrán sido redactados por un robot usando datos de las páginas más relevantes que se mostrarían en la lista de resultados (SERP).

De hecho, probablemente esa lista de URL se mostrará junto a la respuesta de Google.

Pero si la respuesta robotizada es correcta, ¿quién querrá visitar las páginas? El efecto práctico es que el contenido que hayamos generado habrá desaparecido para nuestros posibles visitantes y usuarios.

La situación será mucho más grave cuando éstos realicen la consulta desde la reducida pantalla de un dispositivo móvil. La primera respuesta del buscador será la única.

Cómo afrontar el ‘buscador de conocimiento’

Es evidente que todo esfuerzo SEO es absolutamente inútil. Google no ofrecerá el mejor resultado posible, sino que redactará el mejor resultado posible.

La única posibilidad de supervivencia es la construcción de un contenido que incluya los datos esenciales para el robot y los datos complementarios para aquel usuario que desee ampliar la información recibida. Para ello, el esfuerzo debe consistir en:

  • Contenido de máxima calidad. El contenido debe ser verosímil, veraz y verificable. También debe ser suficiente, concreto, asequible y útil. Si los verificadores humanos de Google consideran que reúne las características de calidad, hay más posibilidades de que sea tomado en cuenta por el robot.
  • Contenido relevante. La pieza debe aportar algo nuevo y distinto sobre un tema importante. La distinción entre importancia y relevancia es fundamental para el autor. Lo importante lo abordan todos; lo relevante, solo nosotros. Lo relevante es el hecho diferencial o la perspectiva distinta sobre la temática que buscador y usuarios valoran especialmente.
  • Construcción semántica. El contenido semántico sirve para que las máquinas puedan interpretar qué se desea expresar. Se fundamenta en el uso de las etiquetas HTML5 más apropiadas para aquello que se desea expresar. Donde un humano ve una palabra en cursiva, la máquina podrá interpretar sin errores que se trata del título de un libro, un alias, una ironía, un latinajo, un extranjerismo, un término que se define en ese mismo párrafo o en el siguiente o, simplemente, que carece de significado semántico. Para crear contenido semántico sólo hay que retocar unas cuentas etiquetas en el código fuente después de redactar el texto. El mejor instrumento para hacerlo es tener a mano un ejemplar de HTML5 para periodistas. Manual de uso práctico.

Si creamos contenido semántico, relevante y de calidad, los dos párrafos que cree Google serán nuestros datos y la ampliación de la información será nuestra URL. De lo contrario, habremos desaparecido de Internet. Cada vez está más claro que invertir en SEO es, a medio plazo, tirar el dinero.

Actividad de Septiembre en el blog

Septiembre, tras el regreso vacacional, ha tenido otros temas de interés en nuestro blog:

  • Acciones para extraer el máximo rendimiento al contenido. Lista con todos los servicios que ofrecemos en materia de estrategia de contenidos y periodismo de marcas. Cada uno de ellos va acompañado de una pequeña explicación con las indicaciones más oportunas.
  • Herramientas de contenido: tendencias de editores WYSIWYG. La construcción de contenido semántico es vital. La inteligencia artificial puede reconocer los mensajes semánticos, entenderlos, manipular sus datos y responder cualquier cuestión a partir de ellos. Los nuevos editores WYSIWYG simplifican la creación de contenido semántico utilizando módulos de arrastrar y soltar y proporcionando compatibilidad con dispositivos móviles.
  • La renovada técnica del dietario en investigación de audiencias. Cuando parecía que quedaba arrinconada, la técnica de los dietarios cobra nueva vida en la estrategia de contenidos. El post explica cómo se realiza y cómo se obtiene, paradójicamente, un contenido que necesita un análisis específico posterior.
  • El alcance artificial del periodismo de marcas de Coca-Cola. Cuando una noticia publicada por Coca-Cola (en inglés) no alcanza un nivel mínimo exigido, su sistema editorial le asigna automáticamente un porción de un presupuesto publicitario hasta que lo consiga. El procedimiento inteligente se basa en un índice creado sólo para Coca-Cola, el EoI, del que se conoce poco. Esta táctica de creación de alcance de forma artificial puede marginar esferas de audiencia reducidas pero de altísimo valor para la marca y perjudicar el ciclo de vida del contenido.
  • Contenido de contacto: buenas prácticas con teléfonos 902. Muchas empresas españolas siguen utilizando números de teléfono para la atención al cliente que empiezan por el prefijo 902. La evolución tecnológica ha convertido este prefijo, que en principio era más económico, en una solución carísima para el llamante. Como resultado, la comunicación corporativa se resiente. El estratega de contenidos tiene algunas opciones para minimizar el daño que el 902 produce a la comunicación de marca.

También a lo largo de septiembre hemos trabajado con el sistema de suscripción al contenido de este blog en Flipboard. Gracias a la colaboración de Bettie, la Community Support Manager de la plataforma, parece que hemos resuelto un problema de latencias en la suscripción que prolongaba un proceso instantáneo hasta 60 horas. Pero permanecemos vigilantes del arreglo.

Buen octubre que ya comienza.

Añadir un comentario

Regístrese con Twitter

Para comentar necesita una cuenta de Twitter y registrarse con el botón situado a la izquierda. Así no tendrá que recordar claves de usuario. El sistema publicará un tuit por usted con el comentario.