¿Nos autoriza a instalar cookies durante su navegación por Estrategia del Contenido?

“Manipulaciones SEO del contenido que ahora penalizan” entrada del blog corporativo de Estrategia del Contenido

Comunicación eficaz, competitiva y sostenible

Consultoría / externalización:
Periodismo de Marca, Estrategia de Contenidos, Semantic SEO y Content Marketing

Ruta de la página y presencia en Redes sociales

Buscador interno

Si le resulta más cómodo, puede utilizar también las opciones opensearch en este website

Buscador
Blog

Manipulaciones SEO del contenido que ahora penalizan

Fotografías, vídeos, presentaciones
Algunas técnicas SEO son un juego de trileros. Foto: Crono24

Se impone una mirada del contenido como un organismo vivo, no como un instrumento

Los foros internacionales de expertos en SEO han recogido el nerviosismo de este sector ante los cambios en Google. El buscador aplica desde hace unas semanas, de forma continua, en tiempo real y sin aviso previo, las mejoras en su algoritmo. La decisión de actuar por sorpresa desbarata constantemente los planes de los expertos en posicionamiento.

El debate de los expertos se centra en averiguar cómo son los cambios en el algoritmo en base a compartir experiencias profesionales. Las modificaciones han afectado a todo tipo de maniobras en búsqueda del posicionamiento, desde los autorreferentes a la optimización técnica, pero también a técnicas de manipulación del contenido, que ahora implican una penalización:

  • Article Spinning: El objetivo de esta técnica es obtener el máximo número de URL vinculadas a determinadas palabras clave para que el dominio se asocie a estas. En la práctica, se construye una única pieza de contenido que se reescribe para cada nueva URL dentro del sitio web. Los datos son siempre los mismos, no hay información nueva. Los enlaces de salida son idénticos y el punto de vista también. El robot de Google ahora es capaz de detectar la coincidencia de expresiones similares asociadas a la palabra clave y de comparar el volumen de información neta entre las páginas similares.
  • Link Chaining: La táctica pretende apropiarse del contenido de un competidor para beneficiarse de su autoridad y palabras clave. Se trata de copiar la pieza de contenido, alterando algunas palabras y frases para que parezca distinto. Los robots identifican las palabras sinónimas —y parece ser que también los eufemismos— y son capaces de identificar la copia respecto al original.
  • Stitching Content: El contenido de retales pretende apropiarse de la autoridad sobre un tema que han obtenido otros competidores. Hace tres años Google ya advirtió sobre este contenido, que suele disfrazarse como curation content. El técnico SEO construye una pieza de contenido a partir de engarzar fragmentos de textos relevantes de otros competidores. Ahora parece que se confirma que el robot de Google es capaz de identificar la copia y penalizar el sitio web.
  • Contenido de acceso restringido: La intención es elevar el índice de relevancia del sitio web. Para ello, el técnico SEO selecciona todo el contenido de baja calidad y lo oculta a los buscadores. Así Google sólo encuentra el mejor contenido posible y los usuarios, sin embargo, acceden a la zona oculta activando un simple Captcha. El contenido oculto se carga en página mediante JavaScript. La técnica tiene algunos puntos flacos respecto a los robots. La mayoría de los Captcha pertenecen a Google, que permite a sus robots acceder a las zonas restringidas. El buscador, además, es capaz de renderizar contenido elaborado con motores de JavaScript GHL, que incluye jQuery (30% de los desarrollos), y su propio motor AngularJS. Por lo tanto, descubre el contenido que ha sido ocultado, lo puede verificar y dar al traste con la operación de maquillaje.

Otras técnicas, como el Keyword Stuffing —atiborrar de palabras clave los primeros párrafos del contenido—, ya eran detectadas y penalizadas por Google con anterioridad. Aunque todavía hay por ahí supuestos especialistas en SEO que las usan.

La única solución posible: contenido de calidad

Quienes usaban estas técnicas están descubriendo que sus resultados se desploman o que el supuesto crecimiento en la posición de los dominios se estanca. La única solución para estos especialistas SEO es desandar lo andado, con el sobrecoste económico que supone y habiendo generado un daño que costará tiempo reparar para las marcas que les han contratado.

Se hace obligado cambiar de paradigma y elaborar estrategias de contenido como una entidad conjunta

Lógicamente, Google, cuyo negocio es vender publicidad, va a complicar siempre el trabajo de los técnicos de posicionamiento, que pretenden, de forma artificial, lograr unos beneficios por los que el buscador no percibe nada.

Frente a esta situación, la única forma de combatir los cambios de algoritmo es construir un contenido de calidad: útil, relevante, completo, suficiente, omniplataforma, para el consumo de personas y no de máquinas, y destinado a la única persona que desea recibirlo.

Es necesario cambiar el paradigma de la construcción del contenido centrándose en el individuo y no en la masa, y considerándolo como un todo y no como una serie de publicaciones con la intención de mejorar el posicionamiento. Hay que tener una nueva mirada estratégica que lo contemple como un organismo vivo y no como un instrumento. 

De este modo se puede elaborar un contenido una única vez y dejar que evolucione de forma natural, sin invertir ni un duro. Sólo persistencia y perseverancia.

Añadir un comentario

Regístrese con Twitter

Para comentar necesita una cuenta de Twitter y registrarse con el botón situado a la izquierda. Así no tendrá que recordar claves de usuario. El sistema publicará un tuit por usted con el comentario.