¿Nos autoriza a instalar cookies durante su navegación por Estrategia del Contenido?

“Neurocontenidos: la transparencia que es compatible con la publicidad” entrada del blog corporativo de Estrategia del Contenido

Comunicación eficaz, competitiva y sostenible

Consultoría / externalización:
Periodismo de Marca, Estrategia de Contenidos, Semantic SEO y Content Marketing

Ruta de la página y presencia en Redes sociales

Buscador interno

Si le resulta más cómodo, puede utilizar también las opciones opensearch en este website

Buscador
Blog

Neurocontenidos: la transparencia que es compatible con la publicidad

Fotografías, vídeos, presentaciones
Por qué las hamburguesas quedan mejor en foto :: Hope Bagozzi, directora de Marketing de McDonald’s en Canadá, responde a una clienta y le muestra cómo se toman las fotografías de las hamburguesas para que se diferencien tanto de las que cualquiera puede comprar.
  • Realidad virtual para comprar gafas online
  • Probador virtual de vestidos para mejorar la experiencia de compra

Las cosas en Internet no se pueden tocar. No se pueden palpar, girarlas y mirar por detrás, manosearlas para averiguar su tacto, si cambian de color bajo la luz natural, su tamaño real y el espacio que necesitan. Aunque haya empresas que se esfuerzan en generar una realidad virtual que se aproxime lo máximo a la del comprador, ésta sigue siendo artificial.

La óptica Ditto usa realidad aumentada y le pone las gafas elegidas al rostro del comprador. Hasta le permite ver la cabeza en perspectivas laterales. Y Fits.me proporciona a las tiendas de moda un probador virtual que toma las medidas exactas del comprador online para ver cómo quedan prendas de la talla exacta sobre el cuerpo.

Pero se trata de unas realidades que no existen, aunque combatan el temor del comprador por Internet ante la decisión equivocada.

Los consumidores ya sabemos que la modelo está retocada con Photoshop, que es la crema que muestra la piel más tersa y bronceada. Y que los salones de los pisos en alquiler que se anuncian por Internet nunca son tan amplios ni tienen tan hermosas vistas. O que la comida preparada no tendrá el aspecto apetitoso del envoltorio cuando salga del horno.

Hemos asumido una realidad comercial ficticia que ha sido diseñada para atraer nuestra mirada y dirigirnos a la estantería del supermercado con la mano abierta por delante. Después la realidad descubre el fraude en la fotografía y en la promesa publicitaria.

Pero cualquier ciudadano tiene un límite en el fraude social y publicitario que puede admitir. Superado ese límite, la Marca naufraga.

Comunicación clara, transparente y honesta para el experto de la Marca

La supervivencia de las marcas, en estos tiempos, pasa por su conversión en el experto absoluto en su materia y en su sector o nicho de mercado. El resto de competidores lucharán por el precio.

El experto de la Marca se convierte en la máxima autoridad en la materia y actúa con independencia de ella. De hecho, trabaja para la Marca, porque ésta es la mejor en lo que hace. Pero si tiene que recomendar una solución de la competencia a un cliente, lo hará. Porque su recomendación es aún mejor.

El experto actúa de forma transparente, clara y con absoluta honestidad. Y estos valores son los que debe asumir la Marca en su comunicación de forma global y como institución.

Como McDonald’s en Canadá, mostrando porqué las hamburguesas son más hermosas en fotografía, hay que entrevistar a la modelo que protagoniza el spot sin que se haya maquillado y poner su vídeo en Internet. Hay que explicar que las vistas del piso en alquiler están tomadas con un teleobjetivo por la rendija que dejan los rascacielos de enfrente. Y que en el piso de arriba viven niños que corren desde primera hora de la mañana por toda la casa. Y se les oye. O que hay obras con maquinaria pesada, 20 horas al día, frente al portal.

Hay que explicar las medidas exactas y las tallas de la ropa. Y las mejores opciones de gafas para los que las necesitan en función de su graduación, de la forma de su cara, etcétera.

La transparencia no niega la publicidad. La refuerza con argumentos reales.

Añadir un comentario

Regístrese con Twitter

Para comentar necesita una cuenta de Twitter y registrarse con el botón situado a la izquierda. Así no tendrá que recordar claves de usuario. El sistema publicará un tuit por usted con el comentario.