¿Nos autoriza a instalar cookies durante su navegación por Estrategia del Contenido?

“Qué son los ‘manipulinks’ y final del mes de mayo” entrada del blog corporativo de Estrategia del Contenido

Comunicación eficaz, competitiva y sostenible

Consultoría / externalización:
Periodismo de Marca, Estrategia de Contenidos, Semantic SEO y Content Marketing

Ruta de la página y presencia en Redes sociales

Buscador interno

Si le resulta más cómodo, puede utilizar también las opciones opensearch en este website

Buscador
Blog

Qué son los ‘manipulinks’ y final del mes de mayo

Fotografías, vídeos, presentaciones
Ejemplo de manipulink que llama fracasado al usuario
  • Manipulink que sitúa al usuario frente al despilfarro
  • Otro ejemplo de manipulink sobre el odio a los descuentos

Por manipulinks entendemos el texto de un enlace o botón en una ventana modal que pretende ridiculizar a quien lo usa. Tecnológicamente es redundante y solo sirve para cerrar la ventana modal, pero emocionalmente sitúa al usuario frente a una elección incómoda: o cede ante los deseos del programador o adopta una situación claramente vergonzante. Esta presión psicológica, sin embargo, puede convertirse en desapego hacia la marca por parte del usuario humillado.

El manipulink se da en ventanas modales en las que el usuario debe suscribirse a un servicio. Además del anuncio de la oferta, un formulario intenta captar su dirección de correo electrónico y su nombre o teléfono. En unas condiciones normales, la captación de datos concluiría con un botón de envío. Cuando existe el manipulink, sin embargo, aparece al pie del formulario un falso botón o un enlace que genera un diálogo entre el usuario y la página web.

La presión anímica sobre el usuario lo humilla y genera rechazo a la marca que emplea manipulinks 

Se plantea una dicotomía en primera persona. El formulario deja de tener una función mecánica de suscripción, para convertirse en un espacio en el que el usuario declara, con opciones deliberadamente limitadas —y una de ellas bochornosa—, su aceptación o rechazo de la oferta que se le presenta. Se le obliga a contestar en un formulario inesperado que le impide acceder libremente al contenido que deseaba. Y cualquiera de las opciones le compromete.

Como se aprecia en los ejemplos, el botón de envío se convierte en la respuesta positiva. El microcopy del botón se ajusta al falso diálogo establecido. Y el del manipulink constituye una autodeclaración de estupidez. Los textos dicen ¡Odios los descuentos! para una suscripción a ofertas online, Prefiero que nadie encuentre mi web para una consultoría SEO, No me interesan los hábitos de éxito para un libro de autoayuda, o Me gusta seguir perdiendo dinero ante la suscripción a un boletín de información financiera.

Las opciones que tiene el usuario de cancelar el formulario, aplazar la decisión, rechazarla o, simplemente, cerrar una molesta ventana modal se convierten en una intención declarada de actuar fuera del sentido común. La interpelación es inusitada y humillante, forzando su voluntad y generando un sentimiento de rechazo hacia la marca, tal y como recoge el desarrollador de UI estadounidense, Steve Costello, responsable de la denominación.

Bajo esa apariencia de rechazo, la única acción técnica que produce el manipulink es el cierre de la molesta ventana modal, algo que se puede realizar desde los botones de la interfaz.

Los manipulinks, también denominados botones dolorosos en el ámbito del marketing online, son un intento desesperado por lograr una conversión en la página web. Cada vez están más presentes en los sitios web que intentan monetizar contenidos y cada vez son más agresivos. 

Aunque desde el marketing se justifican como un método para que el usuario se detenga en la ventana modal y no lleve a cabo su rechazo irracional y automático, lo que realmente producen es un alejamiento del usuario respecto a la marca que los usa.

Mayo: todo el protagonismo para el dirCom

Cerrando el mes de mayo, las entradas de este blog han dado un máximo protagonismo al dirCom. Se ha abordado desde su intervención decisiva en la gobernanza y elección tecnológica de los sistemas de comunicación por medio de contenidos de su organización hasta la situación salarial del sector:

  • El concepto estratégico Content as a Service (CaaS) y el dirCom La adopción de la filosofía Content as a Service (CaaS) en la empresa depende de la forma en la que esta se comunica mediante contenidos. Es una decisión que debe estar en manos del director de comunicación, del content manager o del estratega de contenidos. Estos directivos conocen todos los procesos de producción del contenido y todas las formas en las que este se entrega.
  • Errores clásicos en la gobernanza de la estrategia de contenidos Algunos modelos de gobernanza corporativa crean comités atomizados que toman decisiones cruciales para la comunicación mediante contenidos. Estas comisiones a menudo son extrañas a los procesos de la estrategia de contenidos corporativa. La distancia de estos directivos frente a la realidad comunicativa causa disfunciones que se trasladan al resultado de los contenidos. Un mensaje excelente puede ofrecer unos resultados muy pobres.
  • La invisibilidad laboral del personal de contenidos La principal guía salarial española no incluye ningún perfil profesional relacionado con la elaboración y gestión de contenidos. O los autores de la guía ignoran la existencia de estos profesionales o los directivos de las compañías encuestados menosprecian a los trabajadores que producen contenido corporativo. Sin embargo, en los Estados Unidos el salario de este colectivo crece por encima de la media y el perfil de estratega de contenidos residente es el más valorado.
  • Calendario de contenidos para eventos corporativos La celebración de un evento corporativo solo aporta valor durante unos meses. Después es un recuerdo para unos pocos. Sin embargo, el contenido de calidad que se ha generado a partir del evento produce valor de marca continuamente. La estrategia de contenidos del evento se plasma en un calendario de reacciones que depende de la evolución de los objetivos comunicativos, de la audiencia cambiante del evento y del uso de distintos canales en cada fase. Nunca hay que perder el control de la producción de estos contenidos.

Llega junio. Esperemos que con una disminución en el uso y abuso de manipulinks.

Añadir un comentario

Regístrese con Twitter

Para comentar necesita una cuenta de Twitter y registrarse con el botón situado a la izquierda. Así no tendrá que recordar claves de usuario. El sistema publicará un tuit por usted con el comentario.