¿Nos autoriza a instalar cookies durante su navegación por Estrategia del Contenido?

“Tendencias para Digital Marketing Managers y responsables de contenidos en 2013” entrada del blog corporativo de Estrategia del Contenido

Comunicación eficaz, competitiva y sostenible

Consultoría / externalización:
Periodismo de Marca, Estrategia de Contenidos, Semantic SEO y Content Marketing

Ruta de la página y presencia en Redes sociales

Buscador interno

Si le resulta más cómodo, puede utilizar también las opciones opensearch en este website

Buscador
Blog

Tendencias para Digital Marketing Managers y responsables de contenidos en 2013

Fotografías, vídeos, presentaciones
Tóme estos 10 puntos como guía para 2013. Fotografía de Marian950

Las listas están de moda. Listas para todo. De tendencias, de retos, de libros indispensables, de deseos… Hay listas que dicen blanco y las hay que dicen negro. Y hay quien publica unas por la mañana y por la tarde, las contrarias.

Las listas son fáciles de leer, de memorizar, de compartir y de popularizar. Y no nos hemos resistido a crear la nuestra fundamentada en conversaciones con directivos de marketing y periodistas de empresa a lo largo de los últimos meses. Estas charlas y otras tendencias en materias de administración y creación de contenido estratégico, branding, content marketing, CMS y diseño para Internet, han servido de punto de partida.

Nuestra lista es una especie de manual de autoayuda para los responsables de marketing y equipos de periodistas de empresa encargados de trasmitir una imagen de marca por medios on line:

  1. Gánese los 20 últimos minutos de la jornada Demasiadas reuniones, demasiado trabajo, demasiadas llamadas, demasiadas entregas a última hora. Gane los 20 minutos de cada jornada para usted. Para realizar ajustes y para tener una visión en perspectiva de todo lo que está haciendo. Ordene que no le pasen llamadas. No conteste al correo electrónico. No mire los programas de mensajería del teléfono móvil. Consiga que el resto del equipo actúe de la misma forma y debatan objetivos y estrategias a medio y largo plazo. Adquirir un punto de vista lo más lejano posible reduce errores y clarifica las tácticas a corto y medio plazo.
  2. Elimine la palabrería No acepte la palabrería hueca, la obviedad reiterativa, el dato superfluo y el matiz infinito. Tome un rotulador rojo y tache páginas y páginas de paja. Exija a sus colaboradores que vayan al grano. Que expresen lo indispensable. Recuerde que el matiz es una competencia comunicativa y calidad lingüística, y el resto es sólo rollo patatero. No acepte ningún informe de terceros que se entretenga en jerga injustificada, frases hechas y contenido vacío. Si de un informe no es capaz de extraer una conclusión indispensable de una línea por párrafo, no vale lo que paga por él. Cambie de proveedor, entonces. Forme al colaborador.
  3. Celebre los esfuerzos y no los resultados Deténgase y observe qué hacen sus competidores. Estamos en una época en la que muchos buscan resultados inmediatos. Todo parece planificado al más corto plazo. Y si se fija bien, verá que los que hoy se ufanan de ventas a precios reventados, mañana probablemente no existan. Preveían, desde la Harvard Business Review, que en cada sector y nicho quedará una marca con grandes márgenes y los demás se pelearán por precio. No cambie supervivencia por resultados a corto. Trabaje la marca desde una estrategia de contenidos que la afiance, reduciendo todos sus costes futuros.
  4. Escoja las reacciones de su marca Anticípese. Prevea el futuro. Prevenga los riesgos. Adelántese a las crisis y establezca protocolos informativos y contenidos que ya estén posicionados cuando pueda producirse un hipotético cataclismo para su marca. De antemano podrá definir qué decir, cómo decirlo y qué tono adoptar. La marca será amigable, paternal, solidaria, irónica, lejana, campechana o lo que usted decida ahora. Los daños serán mínimos.
  5. Todo se puede explicar Su marca debe ser honesta, diáfana, transparente, experta. Y para serlo debe explicarse con claridad y honradez. Todo se puede explicar. Es más, todo se puede explicar a todos. Todo se debe explicar. Las variaciones son matices de tono y voz para determinados destinatarios y contextos. Para ello, trace las líneas generales de lo que hay que contar y busque el asesoramiento de un experto en estrategia de contenidos.
  6. Usted manda, no lo olvide Crear contenidos únicos y exclusivos es un dispendio de recursos y energía de la organización. Es una inversión que no puede abandonarse una vez realizada. Debe revisarse la vigencia de los mensajes, las actualizaciones, los contenidos caducados, la evolución de su eficacia… Y eso sólo es posible desde el buen gobierno de los canales de comunicación. Usted es el responsable del contenido creado y de su gobernanza. Planifique un calendario de auditorías que revelen disfunciones y alerten de posibles lagunas a cubrir. Encuentre al especialista capaz de realizarlo con la distancia debida a la marca.
  7. Se da lo que se recibe El valor de las cosas, al final, siempre es una equivalencia. Ley de vida. Se da lo que se recibe. Llevemos esta afirmación a los precios del contenido creado: el contenido nunca es barato. Plantéelo de otra forma. Imagine que una productora de televisión le ofrece una campaña de spots de 20" a 1.000 €. ¿Lo compraría? La lógica le dirá que un spot tiene, necesariamente, que ser más caro. Pues con el contenido estratégico sucede lo mismo. Es caro porque hay que buscar información original, trabajarla, matizarla, planificarla, darle un formato informativo y tecnológico, publicarla, controlar su rendimiento… Eso cuesta mucho dinero. Y lo vale.
  8. Escoja cuidadosamente a sus proveedores Los compañeros de negocios son como los amigos: los hay que duran un proyecto, que duran una campaña y los que son para toda la vida. Los proveedores para toda la vida son necesarios, fiables y seguros. Participan de la estrategia a largo plazo y asumen sus propios riesgos en beneficio de la marca para la que trabajan. La estrategia de contenidos tiene una perspectiva larga, aunque pueda matizarse buscando un beneficio en el corto y medio plazo. Un proveedor de los que duran un proyecto, no le servirá para una estrategia de marca a largo plazo. Elija bien.
  9. Agradezca la confianza recibida Las marcas no nacen de la nada. Nacen de la confianza de una masa estable de clientes y usuarios que la han elevado a la categoría de denominación reconocible y notoria. Su fidelidad y compromiso lo son todo. Hacer crecer esta masa es su objetivo como responsable de Digital Marketing o de los contenidos. Pero los que ya eran fieles a la marca antes de que usted llegara, son esenciales. Haga que el contenido, tono y voz de la marca, siempre agradezcan la confianza de este público fundamental. Sin ellos no hay nada.
  10. No se apresure en la planificación La estrategia de contenidos no consiste en la creación de mensajes con una cadencia determinada y acelerada. No se trata de alimentar la caldera al tuntún. No grite: ¡Más madera! Cada mensaje debe destinarse a un público arquetípico seleccionado con valores no demográficos y que consume la información en un contexto espacio-temporal y emotivo. Más mensajes no aseguran un mejor resultado. Menos, tampoco. No se apresure nunca en la elaboración del calendario de actualizaciones.

Aplicarse estos 10 principios hará un 2013 más eficiente, con menos problemas en su departamento y creando una marca más fuerte frente a los competidores.

Añadir un comentario

Regístrese con Twitter

Para comentar necesita una cuenta de Twitter y registrarse con el botón situado a la izquierda. Así no tendrá que recordar claves de usuario. El sistema publicará un tuit por usted con el comentario.